fbpx

Lleva tu marca de lo Básico a lo Avanzado

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Índice

LLEVAR SU MARCA DE LO BÁSICO A LO AVANZADO

Cuando creaste tu negocio en Instagram, has elegido tu nombre, perfeccionado tu clientela, escogido tu empaque… tu producto está listo para salir. Pero, ¿qué hace que una empresa incipiente pase de ser básica a estar en auge? Primero, tenemos que ver lo que es realmente la marca.

EL MARKETING ES ESTRATEGIA, LA MARCA ES ESPÍRITU
La combinación de las prácticas de marketing entre bastidores con una marca efectiva es lo que da vida a las empresas. Cualquier empresario sabe la importancia de las técnicas de marketing, cómo optimizar el compromiso, ampliar la clientela, anunciarse y navegar en los medios sociales, pero incluso con todo esto bien hecho, las empresas pueden fracasar. El marketing toma el producto de los brazos de la empresa y lo lleva a las manos del cliente. A partir de ahí, el branding hace su trabajo. Tener un mensaje fuerte acompañado de un estilo característico es la mejor manera de que la marca surta efecto.

Muchas marcas establecidas se aferran a un emblema de la firma durante años, sólo ajustándolo ligeramente, para mantener la marca reconocible. Si no vemos las «C» entrelazadas, ¿cómo podemos saber que es Chanel? Si la mujer plateada no está encima de la parrilla, ¿es realmente un Rolls-Royce?

Aquí podemos ver que las marcas se han mantenido en sus orígenes mientras promocionan continuamente su producto: La doble «C» significa Coco Chanel, fundador de la Casa de Chanel, ahora una marca de lujo mundial. Rolls-Royce eligió el Espíritu del Éxtasis -esa mujer plateada que vuela en la parte delantera de todos los coches- para representar lo que siguen representando hoy en día: velocidad, energía, estatus y elegancia envueltos en uno.

Cualquier compañía que busque abrirse camino en nuestro siempre cambiante mundo moderno necesita algo más que marketing. Necesita esa declaración, esa firma, lo que hace que los clientes vuelvan por más. Eso es lo que es la marca.

UN NUEVO DÍA
Con tantas compañías que buscan crecer en el 2020, tu marca es lo que lo definirá del resto. Tu marca es tu firma, un estilo distintivo que su cliente reconocerá y responderá. Con tantas opciones disponibles para los clientes, quieres que tu marca sea la que los elija. Descubrir tu marca significa:

Conocer su producto al revés. ¿Qué le ofrece a su cliente? ¿Cómo quiere que lo vean? ¿Qué lo hace único?

Hacer de su visión una misión. Sigue la chispa que te empujó a crear tu producto. Una marca fuerte debe mantenerse fiel a sí misma, manteniendo siempre sus objetivos y valores en perspectiva.

Establecer el estado de ánimo. Cuando se crea una marca, se sientan las bases de lo que el cliente pensará o sentirá cuando escuche su nombre. ¿Quién quieres que hable de ello, y qué quieres que diga? ¿Cómo puedes hacer llegar mejor tu mensaje, permitiendo que el cliente lo transmita?

HACER COINCIDIR SU VISIÓN CON SUS VALORES
Toda empresa comienza con una visión, pero una visión no llegará lejos sin unos pocos valores fundamentales. Estos son el corazón que late en tu negocio, el motor que mantiene todo funcionando sin problemas. Cuando se trata de la marca, resaltar estos valores clara y consistentemente es lo que construirá la confianza y la lealtad entre tu y tu  cliente.

Sus valores fundacionales dan a tu negocio su personalidad: esto es lo que tu eres, lo que quieres lograr, y lo más importante, lo que tienes para ofrecer. Así como no podemos formar una relación sólida con una persona cuya personalidad parece cambiar de un día para otro, el cliente no puede confiar en una empresa cuyo mensaje es confuso o inconsistente. Marcar sus valores es tan simple como hacerlos visibles.

Esto se puede hacer de muchas formas: si la ecología está en el centro de la visión de su empresa, empaque sus productos en materiales reciclados y reciclables, haciendo obvio que usted valora la sostenibilidad por encima de todo. Si tu empresa valora la conexión local, presenta a tus colaboradores locales en tu sitio web, en tu publicidad o en tu embalaje, acentuando este valor mostrando sus historias como parte de tu visión más amplia. Si tu negocio desea ofrecer una experiencia, por ejemplo, en el ámbito de los viajes, la educación o el entretenimiento, forma un equipo con personas que puedan trabajar con su visión: blogueros de viajes, estudiantes y críticos de cine.

Estas personas se interesarán por los valores que  posees y estarán encantadas de promocionar el servicio que ofreces. Tus valores son la plataforma de lanzamiento de tu marca y, una vez que tu producto esté establecido, se asegurarán de que tus clientes estén tan comprometidos con tu empresa como tu.

UNE TUS FUERZAS
Cuando se trata de una marca poderosa, puedes usar un equipo poderoso. Ningún equipo puede funcionar sin unir a sus jugadores, combinando sus fortalezas individuales para evitar cualquier debilidad potencial. Tus estrategas de marketing trabajan duro entre telones para promocionar tu producto, sacándolo a la luz y generando compromiso en múltiples plataformas. Pero tu marca no despegará sin una fuerte influencia creativa.

Aquí es donde entran en juego sus diseñadores web y gráficos, redactores y directores de arte. Estas personas minarán su departamento creativo

 

Aquí es donde entran en juego sus diseñadores gráficos y de web, redactores y directores de arte. Estas personas minarán sus profundidades creativas y usarán sus talentos para promover los valores y la visión de su compañía. ¿Qué forma debería tomar su envase? ¿Qué redacción resonará con sus clientes? ¿Qué elementos visuales representan su mensaje? ¿Qué función cumple su sitio web? Estas son las personas que trabajan juntas para decidir si su empresa se adapta mejor a un estilo minimalista o si necesita un toque más sofisticado, quién sabe qué atraerá a nuevos clientes.

Ellos presentarán interminables variaciones creativas, manteniendo el interés del cliente, mientras que el lado de la comercialización se encarga del compromiso. Cuando las empresas descuidan un lado del equipo, están condenadas al fracaso, al igual que un equipo de fútbol con un fuerte ataque fracasa por su débil defensa.

COMUNICARSE EN EL INTERIOR PARA CONECTARSE CON EL EXTERIOR
La comunicación entre los equipos creativos y de marketing es la chispa que enciende el fuego de un negocio. La consolidación de una imagen de marca comienza con la combinación de la comprensión de las demandas del mercado por parte del equipo de marketing y la mejor manera de satisfacerlas con las diversas habilidades del equipo creativo y la capacidad de incorporar la visión de la empresa en cada uno de sus productos individuales.

Ambos equipos deben ser conscientes de los objetivos y valores generales de la empresa y responder el uno al otro de manera respetuosa y abierta, permitiéndose mutuamente sobresalir en lo que mejor saben hacer. Más allá de esto, hay algunas cuestiones comunes que surgen entre los equipos y que pueden ser abordadas para crear un ambiente de trabajo más cooperativo y eficiente:

-Animar a los creativos a pedir aclaraciones sobre los proyectos, recortando el tiempo perdido en proyectos que no dan los resultados requeridos.

-Hacer que los comercializadores den información clara y concisa sobre los proyectos. Esto significa subrayar exactamente lo que se espera que el equipo creativo produzca dentro de un determinado plazo.

-Involucra a los profesionales de marketing en el proceso creativo haciendo que proporcionen información de manera regular, manteniendo al equipo creativo en el camino para cumplir con los objetivos de marketing.

-Asegurarse de que los cambios en la empresa y la opinión del cliente se comuniquen a ambos equipos. Si es necesario adaptar un producto o hacer cambios en una campaña de marketing, ambos equipos deben trabajar juntos para llevarlos a cabo.

Usar al cliente como punto en común. Ambos equipos trabajan juntos para crear un producto único, distintivo en su estilo y propósito, y entregarlo a una base de clientes más amplia: el objetivo final. Mirar las cosas desde la perspectiva del cliente recordará a ambos equipos que deben centrarse en lo que es más importante para la empresa, mejorando la claridad y la comunicación.

LA MARCA CONSTRUYE PUENTES
La marca es el puente que conecta a tu negocio con el cliente a nivel personal, animándoles a promover las ideas, objetivos y valores que hay detrás de su producto sin más dilación. Piensa en tus clientes como islas: con una marca efectiva, su mensaje conectará a una persona con otra. Una marca reconocible con una personalidad destacada, valores estables y una visión global es algo que tus clientes no olvidarán. Es lo que te hace destacar entre la multitud y hace que la gente hable, tejiendo una red más grande de conexiones entre tú y tu clientela.

Cuando las empresas trabajan de forma productiva, uniendo sus fuerzas de marketing y creativas y manteniéndose fieles a sus valores fundamentales y promoviendo su visión, el efecto es una publicidad de boca en boca que se maximiza. Esta es la última y más evolucionada forma de marca. En este punto, tu producto no sólo está establecido y es conocido entre tus clientes objetivo; ha demostrado la fiabilidad y la fuerza de espíritu de tu negocio. Con sus necesidades constantemente satisfechas, la lealtad de tus clientes a su marca no hará más que crecer, llevándolos a promocionar tu producto para ti.

Espero que hayas obtenido algunos conocimientos sobre la creación de marcas y el cierre de la brecha entre tu público y tu negocio. Sígue a  @rafael_delacruzc en Instagram, o suscríbete a más artículos como este.

Rafael De La Cruz

Consultor/Speaker en Marketing Digital. Ayudo a emprendedores a vender más por medio de Instagram. Fundador de Efexhop y la academia InstaMax Pro donde enseñamos a emprendedores a vender sus productos en Instagram y con estrategias del Marketing Digital.